16 jun. 2017

NOS MERECEMOS


Nos merecíamos tu y yo
como se merece la tierra el sol y su energía
o la luna se merece el amor profesado a oscuras por el mar.
 
Desesperados en la calma de la muerte
e intensos en el fuego de la creación.
Nos merecíamos tu y yo.
 
La vida nos condujo sorpresivamente
al oscuro abismo de la separación,
y quedamos con el alma quieta
en pausa.

Aun así, puedo decir que nos merecíamos
y tu aliento, tu sonrisa
tu aroma salino, tus manos
Todo tú te merecía mi alma.

Y toda yo,
con mis manías
en palabras no dichas
o sueños desechos.
Toda yo te merecía.

Ahora,
Inquebrantables,
esperamos otra oportunidad.

8 jun. 2017

PERMISO CARLOS



He llegado hasta tu morada silenciada
toda paz y luz
donde yace tu cuerpo...
no tu recuerdo,
no tu memoria,
no tus alegrías,
no tu compañía.



Permiso,
he traído una rosa,
un pequeño saludo
para reafirmar que sigues,
y estas.




Una rosa
a nombre de quienes disfrutaron tu compañía
quienes junto a ti saludaron al publico,
a nombre de los que fueron sanados,
por quienes aman sin condición.
 
Con el universo,
donde todo es para siempre,
tu cuerpo humano descansa
y tu alma asciende
a unirse a ese magnifico todo
pleno de amor, paz y energías.



Un rincón de mi corazón
siempre habitas.
Entonces, una rosa blanca para ti.
Amigo de luz,
siempre eterno,
con todo mi amor.










6 jun. 2017

TODO LO MIO ES BELLO

Todo lo mío es bello:


Bellos son mis ojos,
que se asombran cada día con la luz de amanecer
y enmudecen ante el sol del ocaso.


Mi boca bella,
que besó con pasión y clama tu regreso,
que recita la mas hermosas plegarias
y en ocasiones maldice tu ausencia.


Mis pechos.
cubiertos de estrías
como mapas de la memoria,
donde calmaron la sed y el hambre mis 3 retoños.


Bellas mis arrugas,
que arrastran consigo la poesía de la vida,
a ellas las obtuve amando y llorando,
asombrándome y escudriñando la vida.


Mis manos bellas,
que no amasaron pan sino vida,
que sembraron palabras
y regalaron caricias.


Es bello lo que brota de mi,
bellos mis hijos y sus sueños
bella mi golondrina y sus alas,
bella la razón de vivir.