6 ene. 2014

Epifanía sobrenatural

No tengo oro,
mirra o incienso,
por lo que no  traigo estos presentes.

No tengo oro,
tengo luz.
que derramo sobre los caminos
para transitar en paz los  fértiles campos.


No tengo incienso
tengo auroras y sabores de lluvia
lanzadas al azar 
sobre los habitantes. 

No tengo mirra,
tengo esencia.
melodías y armonía. 

Solo tengo  palabras dulces.
que hablan de sueños brillantes
y una invitación traigo.

Te invito a conocerte y aceptarte
para que a través de tu amor
levantes los muros
y dejes pasar la luz.