20 jun. 2018

LOS ACTOS DE LA VIDA

Acaso no sabes que la vida
es un acto de asombro.
Un hecho impreciso e inacabado,
donde cada alma decide como transitar.

Y así como es un acto de valentía
atreverse a vivirla,
cruzar los umbrales de la conciencia
es un acto de rebeldía.

Pero no todo es oscuridad o luz,
también el amor es un un acto de entrega,
de descubrimiento y afectos.

Para terminar, la muerte,
temida y oscura.
Nuestro ultimo acto de justicia
ante el universo.

En esta rueda,
cada cual gira a su gusto,
seamos bienvenidos.





30 abr. 2018

EN EL CIELO DE TU CIELO

Déjame saber si en el cielo de tu cielo habrá un lugar para mi.
No quiero devolverme al punto de partida con las alas rotas.

No quiero volar al destino equivocado 
después de tanto tiempo sin ti.

Avisarme con anticipación si ya elegiste el lugar,
Es un trabajo arduo el preparar la ruta.

Al final,  yo Solo quiero 
que tu destino y el mio tengan un mismo fin.




11 abr. 2018

SEIS AÑOS DE VUELOS


Y YA SON  6 AÑOS


(Siempre dije que antes de nacer volabas ya como Golondrina)

Eras un sueño
Que no me atrevía a soñar,
Porque temía que tus ojos
No fueran de fuego,
Que tu risa no sonara a gorgoritos
Que tu imaginación se quedara dormida,
Que tu energía se detuviera en mi puerta.
Tenía miedo, sí.

Y hoy, a seis años de tu arribo,
Llenas los espacios vacíos
Con tus juegos, risas
Sueños y danzas.
Tu imaginación vuela tan rápido como tus pies
Tus ojos destellan vida y fuego,
Tu risa sonora me rescata de la tristeza,
Y tu energía me eleva al infinito.

Mi golondrina, de otras vidas,
Eres el mejor sueño hecho realidad.
Que tus alas nunca toquen limites
Para que toda tu seas infinita.

Tu abuela rulosa, Cuca.

Iquique, 11 de abril del 2018




4 ene. 2018

Aereolitto (Guillermo Jorquera Morales)


Aereolitto

 

¡Era grande como la pampa salitrera!

¡Tenía un vozarrón como el de una tronadura!

¡Un corazón siempre latente como las olas del mar!

Latidos de amor, de amistad, de solidaridad;

 

Ahora es un aereoLitto, de alma satelital.

 

Navega en el espacio protegiendo a la Negra, su mujer,

a sus hijas- hijos,  a su familia, a sus amigos…

En los primeros días del año, es cuando más cercano está;

Aprovecho esta cercanía para saludarle a voz en cuello:

 

¡Coooomo le vaaaa compadreee   Littoooooooo!

 

¡Nosotrooooosss   bieeeeeennn!

 

¡Saluuuuddddddd!

 

Gmo. Jorquera M.

Iquique, enero 2018.

¡Gracias Compadre!! su comadre La Negra :)

3 ene. 2018

NESSUN DORMA

(Nadie duerma, que la cruel princesa Turandot esta al acecho)

Nadie duerma esta noche,
que tu alma permanece en vela,
mas allá de las estrellas,
mas acá de las nubes,
sobre mi cabecera,
entre mis brazos.

Nadie duerma,
no se atrevan,
que mi alma aun llora
y no quiero que tus ojos se vuelvan a cerrar.

Por eso,
a pesar de 17 años de silencio,
que nadie duerma,
es una orden


LA NEGRA CON VESTIDO

A raíz de una foto, la primera del año, donde salgo en la playa, nuestra amada Playa Brava de Iquique, agradeciendo a la Pacha las bendiciones recibidas en el año viejo,  me han llegado muchos comentarios.
En realidad estos comentarios hacen alusión a mi vestido. No suelo usarlos, me siento mas cómoda con pantalones. pero decidí empezar el nuevo año descalza y con vestido. Una forma de promover cambios en mi, en mi forma, en mi interno, en mi apariencia.
Mis hijas me dicen, mama tienes lindas piernas, yo las miro y no encuentro nada especial, dos piernas que sostienen mi cuerpo. que a veces me llevan por donde no quiero ir.
Agradezco, sin embargo, esta manifestación de sorpresa y recuerdos.
Guillermo Jorquera, mi Director de Teatro, me escribió "Negra, no te había visto con vestido desde las Tres Marías y Una Rosa"  que gracioso las Tres Marías fueron hace tantos años.
Pero no crean eso de que no uso vestidos, los uso. En la playa y para  la titulación de mi hija Camila también me puse vestido.
Bueno realmente no mucho, pero los uso.
En algunas obras también use vestidos, recuerdo "Esperando la Carroza" estaba embarazada y Guillermo Ward diseño un vestido magnifico que no dejaba notar mi pancita. En "El Rucio de los Cuchillos" también usaba vestidos y hasta enagua con corset.
En fin, este año viene lleno de cambios y uno de esos es usar mas vestidos, propósito en acción.


Salud 2018¡¡




30 nov. 2017

ARRASTRA, ARRASTRA LA VIDA



En donde puse la sal, puse el dolor de la perdida
de la furia, de la negación.


Y cuando miré atrás, descubrí que tu boca,
que tus manos y tu aliento,
se marchitaron en mi memoria.


Como si la sal no fuera imperecedera,
como si tu no tuvieras el derecho a descansar,
en paz, con paz.


Ahora falta poco, falta menos
un día con otro, recorriendo los vericuetos de la conciencia.
quien fue más, quien fue menos,
quien dio todo, que falto...




Desde ahí puedo verte y perdonarme,
porque siempre me dijiste que nada es para siempre
que el para siempre no existe,
ni siquiera en la memoria.




A veces me sorprendo hablándote y no viéndote,
me parece raro, casi extraño
es todo cuanto siento.




De aquí en mas todo estará calmo, 
Quieto, como un mar de fotografía,
rodeando el puente de los recuerdos.




Como un sol tardío, una gaviota sin rumbo,
o una lagrima congelada en la pantalla.


17 nov. 2017

LOS MIEDOS

Seres humanos,
grandes pensadores, dicen.
y tan volubles,
indefensos ante el miedo.
miedo a creer,
miedo a crear
miedo a perder,
a morir.

Somos pequeños ante el miedo,
al temor de perder.
Perder poder,
                      valor,
                               sueños.

No debiéramos,
no debiéramos temer el perder algunas cosas.

Me encantaría perder el miedo a volar
o a surfear.

Cada día perdemos algo y no nos damos cuenta
a veces perdemos los sueños
que se quedan estancados tras la puerta .

O la valentía
atrapada en una ventana sin luz.

O la memoria
en un laberinto de recuerdos.

Lo grave es perder el alma.
Esta es irrecuperable, cuidado!

E inevitablemente me pregunto:
¿que seria de nuestra existencia sin los miedos?
y la respuesta es:
absolutamente necesarios.

La fuerza de la existencia radica en vencer los miedos,
Miedos que traemos reproducidos,
como en un disco rayado,
o miedos aprendidos de nuestro entorno.

Avanzamos, indudablemente.
Trazamos los circulo necesarios,
habitamos en ellos
y luego...
nos atrevemos,
saltamos a la vida.

Hemos perdido el miedo.