30 dic. 2013

Voy por la Vida

Que desperdicio de vida,
entre quejas y lamentaciones
vamos tomando partido. 

Necesito imperiosamente
armonizar mi corazón,
buscando  mejor resultado
para agarrar firme el timón.

Vamos rumbeando la vida
que nos hay pesares vivos,
solo lo que nuestra pobre mente
crea a partir del olvido.

Rodeándonos de cerrojos
vamos marchando aturdidos,
cuando la llave de la esperanza
cuelga del corazón enmohecido.  

No quiero cerrar el año
con ojos mustios o sonrisas vanas,
pesares y tormentas,
urgencias incumplidas.

Elijo nutrirme de sol, arena
poesía, letras
canciones y armonías,
regocijos del alma llena
con anhelos cumplidos.









27 dic. 2013

Nunca Muerta Ñaña Nicolasa Quintremán


¡Ay, ay,  ayayay  Ñaña!

Por donde anduvieron tus pies Ñaña
Bordeando la rivera del lago,
Cuáles fueron las sabias palabras que callaron tus labios,
Y dónde tus ojos estallaron con la armonía de colores.

Y tus manos Ñaña,
Tus manos que acusaron,
Que acariciaron,
Que sembraron,
Que buscaron raíces.

Nunca muerta Ñaña

Tu silencio, que grita más fuerte hoy
En tu lucha nunca acabada.

¡Ay, ay, ayayay Ñaña!

Me niego a prescindir de tu sangre hirviendo,
Se redobla la templanza de tus luchas
Porque son los sueños de tu pueblo,
De mi pueblo.

Nunca muerta Ñaña

Hoy es más potente tu voz allá en el Alto
Resuena en el lago, tu lago,
En la copa de los arboles,
En el rayo de sol que baña la ladera,
Y en el corazón de la conciencia.

¡Ay,  ay, ayayay Ñaña!
Nunca muerta Ñaña, nunca….



26 dic. 2013

CLAROSCURO

Sombra de luces flotantes
entremedio de la bruma relucen.
Eras tú o solo el reflejo claroscuro
de tu sombra.

Yo debí abandonarte cuando dejaste de ser,
pero no quise transmutar nuestro mágico algoritmo,
y decidí quedarme plantada en el claroscuro.
sacudiendo de vez en cuando la membrana
para dejar entrar tu silbido.

Delimitando


Yo delimito por el centro con el amor,
 por el costado con la felicidad, 
a los pies con la sentencia, 
de frente con la conciencia,
 por detrás con los sinsabores
 y por la cabeza con los sueños.


Yo delimito de algún modo
con todo lo que tenga y no tenga fronteras
lo que se pueda palpar o impalpar 
y lo que se imagina
en cada sonrisa de calle y
detrás de alguna puerta.


Yo puedo vivir delimitando
los espacios y la fronteras,
lo que no puedo hacer
es morir como si nada existiera,
sabiendo que en cada paso 
deje plantada mi estela.


Vivo y muero cada día
con el atardecer de mis días
como una pequeña semilla
desnuda y adolorida
delimitando entre sueños 
con la muerte y con la vida.