8 jun. 2017

PERMISO CARLOS



He llegado hasta tu morada silenciada
toda paz y luz
donde yace tu cuerpo...
no tu recuerdo,
no tu memoria,
no tus alegrías,
no tu compañía.



Permiso,
he traído una rosa,
un pequeño saludo
para reafirmar que sigues,
y estas.




Una rosa
a nombre de quienes disfrutaron tu compañía
quienes junto a ti saludaron al publico,
a nombre de los que fueron sanados,
por quienes aman sin condición.
 
Con el universo,
donde todo es para siempre,
tu cuerpo humano descansa
y tu alma asciende
a unirse a ese magnifico todo
pleno de amor, paz y energías.



Un rincón de mi corazón
siempre habitas.
Entonces, una rosa blanca para ti.
Amigo de luz,
siempre eterno,
con todo mi amor.










1 comentario:

patricia montier dijo...

Hermosas palabras para el recordado Carlitos. Un abrazo donde estes...