30 ago. 2017

Para Rosalva Gomez

La noche niebla cae sobre una niña mujer,
una que era humana,
nacida de mujer y de todas las mujeres que formaron su linaje.
Ella, como otras, ya no tiene futuro,
ya no sonreirá a la luna o mandara besos a su hija a su Madre Patria.
No danzara con a luna, ni derramara su brote de sangre a la Pacha.
Ella solo será un numero, una estadística, un recuerdo.
Para ella, tal vez, alguien levantara una animita en el zig zag.
Ella ya no derramara lagrimas de tormentos.
Nosotras sabemos que ella ya no vestirá prendas de moda
ni trenzara cabellos entre sus manos,
También sabemos que ella será historia viva,
una historia que no nos gusta contar.
Nosotras,
las que vivimos por ella,
levantamos la voz.

No hay comentarios: