23 may. 2017

HABLEMOS DE CORAJE


HABLEMOS DE CORAJE



Desde hace un tiempo he pensado en algo que nos mueve a las mujeres, el punto en común, la transversalidad.

Sin querer, como todo lo que acontece en la vida, conocí a dos mujeres encantadoras, limpias de alma, quienes me mostraron lo que yo intuía, pero no racionalizaba.
Reconocí, me encanté y me rencontré con la palabra coraje.

Coraje era la palabra que buscaba y estaba plantada frente a mí, como un ejercicio diario de sobrevivencia o una compañía implícita en lo cotidiano.
Entonces buscando más allá de lo que yo entiendo por coraje, me quedo con la definición más antigua que dice "... el corage medieval, era el centro de la vida interior, en donde se ubicaban, sentimiento, pensamiento y voluntad..."
Así, es que todas las mujeres estamos unidas por la fuerza invisible de nuestros sentimientos, pensamientos y voluntad.
El cada día de una mujer, cualquier mujer, en cualquier ciudad, en cualquier contexto social, cultural, religioso o político; pasa por tener el coraje de llevar ese día a buen término. De cargar invisiblemente la mochila de la responsabilidad del género femenino, conectada por su corona a la  divinidad cósmica y por la planta a la madre tierra.
Coraje para plantarnos en la vida y producir cambios, coraje para decidir que camino tomar, coraje para tomar decisiones por nosotras y por quienes nos siguen (ya sean hijos, compañeros, padres)
Coraje para decir que a nosotras nos mueve - y es más importante - las emociones más que la razón.

Es mi coraje lo que me hace levantarme cada mañana y tener fe en un futuro mejor, lo que me motiva a promocionar el cambio, a seguir y mirar el mañana con esperanza.
Para todas las mujeres de coraje, un abrazo, especialmente a mis hermanas.


Patty c.

No hay comentarios: