20 abr. 2017

IMPOSIBLES

Todos los dolores cierran,
tal es la naturaleza humana.


Así es,
No es posible habitar solo una estación,
y posiblemente yo hubiese elegido el otoño,
con su devenir de hojas melancólicas
y su aroma a tierra húmeda,


En invierno,
la suave melancolía gris de las mañanas
motiva a beber un café plagado de poesía.


En verano,
el dulce y agrio sabor de los rayos de sol,
la salina mar y sus quitasoles multicolores
riegan refrescantes gotas de relajo.


En Primavera
y su estallido de vida
renaciendo en cada semilla la fuerza vital.


Pero mi vida se detuvo en verano.










No hay comentarios: